Urbanismo de 8h a 8h

El ocio nocturno condiciona la motivación de uno de cada tres turistas que visitan el país. Los años ochenta contribuyeron a situar a ciudades como Madrid y Vigo en el centro de la escena de la noche nacional. Desde entonces, la oferta de ocio nocturno de Madrid ha sido un factor clave en la creación de la marca turística de la ciudad y, por extensión, del país. Una imagen que en ocasiones ha trascendido en exceso, favoreciendo el malestar social ante ciertas situaciones de saturación turística. Una dinámica ante la cual la ciudadanía ha reaccionado reivindicando un modelo de ciudad más habitable para sus vecinos y sus prácticas cotidianas, que los medios de comunicación insisten en tergiversar mediante el uso superficial del concepto de “turismofobia”.​

Implicados en este camino

1. Ciudadanía: Vecinas y vecinos, Asociaciones vecinales, Consumidores de cultura, Proyectos sociales

2. Dinamizadores de la cultura nocturna: Pequeños y grandes promotores, Salas, clubs, teatros, Artistas, Asociaciones y colectivos venidos del arte, música y cultura

3. Instituciones: Ayuntamiento, Comunidad, Juntas de Distrito, Áreas de Gobierno (Cultura y Deportes, Desarrollo Urbano sostenible, Salud), Fuerza de seguridad, Servicios Emergencias

 ¿ Qué proponemos crear ?

Un espacio de encuentro en el que la ciudadanía, las instituciones y los agentes nocturnos confluyan para buscar el entendimiento, la resolución de conflictos y la implantación de medidas que favorezcan el desarrollo de un modelo económicamente rentable, socio-culturalmente creativo y responsable con el medio ambiente.

Creación de una red de comunicación tridireccional que favorezca la convivencia y mejore la oferta y el desarrollo cultural y social, proporcionando salidas a la creatividad, visualizando los proyectos sociales y dotando de voz a las nuevas ideas que cada día surgen entre la ciudadanía.

¿Cómo?

Materializando este foro / espacio en eventos puntuales (con intención de convertirlos en periódicos) dónde promover el diálogo entre las 3 partes para que confluyan opiniones e intereses.

Eventos como escaparate para presentar las iniciativas y proyectos que surjan desde los agentes implicados (ciudadanía, instituciones y dinamizadores de la cultura en la noche) para promover una política de desarrollo sostenible de la oferta cultural y social.

Actualmente colaborando con la Comissió Nocturna de Barcelona